Convergencia por los Derechos Humanos: Defender la institucionalidad, detener la arbitrariedad